miércoles, 1 de marzo de 2017

El Ayuntamiento de Hospital de Órbigo contesta sobre la charla de Pamies: considera "libertad" y "normalidad" desobedecer las leyes sanitarias



El Ayuntamiento de Hospital de Órbigo, gobernado por 6 concejales del PSOE (la oposición es uno del PP) contestó a la denuncia de la plataforma proCiencia León demandando que no se ceda un local público para las charlas de Josep Pamies que ésta "está prevista dentro de la libertad y la normalidad", amparando así la desobediencia a las leyes sanitarias de este horticultor catalán (véase sus declaraciones justo aquí arriba). Entre otras muchas barbaridades, como promocionar la mezcla en casa del clorito de sodio con ácido clorhídrico para generar dióxido de cloro (lo que llama MMS, o Solución Mineral Milagrosa), promocionará en Hospital de Órbigo sus ventas de hoja de Stevia aún reconociendo que está prohibida.

La respuesta del Equipo de Gobierno de Hospital de Órbigo, dirigido por el socialista Enrique Busto, no tiene desperdicio, sobre todo por antidemocrática y prepotente. Asegura que no admiten "ni en este ni en ningún otro caso, que nadie pretenda imponer exigencia alguna a este municipio leonés porque tiene claro que los únicos que tienen todo el derecho para exigir son nuestros vecinos". Esto es dar por supuesto que nadie que no viva allí pueda denunciar cualquier intento de cometer un delito, como es el caso. Más grave aún cuando políticos que cobran de los impuestos de todos los españoles afirman que no se les puede exigir que se cumplan las leyes o demandarles que no se usen locales públicos para la promoción de actividades ilegales como la promoción de una planta prohibida para consumo humano por las autoridades españolas. ¿Tiene algo que decir el PSOE al respecto?



Aclarando la cuestión, le recordamos al alcalde Busto que lo que exigimos es que no se ceda un espacio público para la promoción de venta de productos ilegales aunque sea de palabra. Y menos de una persona que afirma que "por mucha sentencia que reciba" no la reconocerá (véase la foto de aquí arriba). Y que hace una semana se le envió a su Ayutamiento  un informe de varias asociaciones de pacientes de cáncer y otras científicas para explicarle quién era Pamies y qué ilegalidades cometía. No contestó y por eso la exigencia: usted es representante público al que cualquier persona puede demandarle la diligencia que le parezca, no se escude en los habitantes de su pueblo para eludir su responsabilidad; eso es propio de tiempos pretéritos.

En la respuesta de Hospital de Órbigo se indica que "en ningún caso habrá por parte de nadie comercialización de ninguna clase”. Sin embargo, en todas las charlas de Pamies se disponen tenderetes para la venta de Stevia y MMS (la lejía usada como blanqueante industrial que promociona como cura del cáncer) como demuestran estas fotografías de Ataún (Guipuzcoa). Además, hará propaganda de su venta en su tienda electrónica, con lo que ya estará incumpliendo la Ley de General Publicidad española. Con esto el Ayuntamiento de Hospital de Órbigo está amparando publicidad engañosa y desleal y la venta fraudulenta de productos tóxicos para el consumo humano.

No todos los casos son "igualmente respetables"

Por último, no queremos dejar de criticar la falta de tacto y la prepotencia de la nota de prensa enviada ayer por los socialistas que gestionan lo público en Hospital de Órbigo. No, señores, no se puede defender el uso de espacios públicos de esta charla ni de ningún otra porque "todos los casos son igualmente respetables". Aquí tienen una serie de ejemplos que no lo son y que, suponemos, jamás dejarían que usaran un local público de su municipio. Como gestores públicos les exigimos menos exabruptos, más decencia y coherencia; y sobre todo respeto por las críticas basadas en multitud de hechos como los que ha hecho públicos esta plataforma sobre los engaños que el Ayuntamiento de Hospital de Órbigo va a acoger y amparar.



Y seguimos exigiendo, como ciudadanos españoles preocupados por la Salud y contra los engaños, fraudes y estafas (aunque no seamos de su municipio), que denieguen la cesión de ese local público para la comisión de todas estas ilegalidades. Tomen ustedes el ejemplo cívico de Astorga. Además, les recordamos que una resolución injusta a sabiendas se tipifica en las leyes españolas como prevaricación.

Y permitir y amparar la promoción de la venta de productos tóxicos prohibidos para el consumo humano con dinero público (el Ayuntamiento pagará la luz del evento, por ejemplo) justo, lo que se dice justo, no parece que sea (lea esta Carta Abierta a la Atención de la Autoridad Competente y comprenda por qué).



Todas las personas que quieran exigir a este alcalde que deniegue la cesión lo pueden hacer en su cuenta de Twitter @EnriqueBustoMar o en su cuenta de Facebook, o en su correo electrónico que es público y se puede consultar aquí.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada